Miguel Eduin Plazas Molina y Jairo Salamanca González

I.E. Distrital Benjamín Herrera | Bogotá, Cundinamarca
Propuesta: Colectiva

Biografía

Propuesta

Construyamos un mundo en armonía de derechos y deberes

Esta propuesta educativa involucra a los estudiantes de grado 10 y 11 del Colegio Distrital Benjamín Herrera, de la jornada mañana. Los alumnos pertenecen en su mayoría al barrio Alcalá y sus alrededores, de estratos 1, 2 y 3.

En este ambiente, es común que la comunidad educativa se enfrente a problemas de convivencia escolar (matoneo, violencia fuera de la institución), daño a los bienes públicos, desmotivación por la vida académica, distancia entre el conocimiento escolar y la realidad del estudiante, y la poca vinculación con la educación superior. Ante este panorama, se hizo necesario preguntarse: ¿qué hacer desde la enseñanza de las Ciencias Sociales para contrarrestar la violencia escolar y lograr aprendizajes significativos para el desarrollo personal y profesional de los estudiantes? Es por ello que los profesores Miguel y Jairo pusieron en marcha la propuesta pedagógica “Construyamos un mundo en armonía de derechos y deberes”.

La propuesta parte de la premisa que el mundo que se articula a partir de la investigación en derechos humanos y cultura ciudadana, con el objetivo de enseñar y formar a los estudiantes en la prevención de violencia escolar. Adicionalmente, los estudiantes son motivados para construir rutas científicas para su buen desempeño en la educación superior, con una intencionalidad explícita de establecer una ruptura frente a sus realidades sociales. 

Los docentes mediante diversas estrategias pedagógicas enfocan su trabajo en formar estudiantes críticos, respetuosos de lo público y capaces de tomar decisiones éticas. Además, se promueve una cultura de paz mediante el desarrollo de competencias científicas, comunicativas y ciudadanas a través del juego. 

La propuesta pedagógica es interdisciplinar.  Incorpora las áreas de filosofía, ciencia política y economía, educación ética, educación religiosa, lengua castellana y matemáticas. En ese sentido, combina la indagación social en la escuela por parte de semilleros de investigación y la educación en derechos humanos.

Durante dos años lectivos estudiantes, al tiempo que desarrollan competencias científicas, le apuestan a construir una sociedad más equitativa y respetuosa de la vida. Desde el punto de vista pedagógico, este es un modelo de trabajo que desarrolla varios logros simultáneos relacionados con la educación en derechos y deberes humanos, la formación para el trabajo investigativo, el análisis contextualizado de la realidad de los estudiantes, el desarrollo de la capacidad analítica, el pensamiento crítico y propositivo, y la formación del sentido de corresponsabilidad en la solución de los problemas sociales.

Descargue la propuesta